DIY: Pensabas que podías hacerlo… pero no.

En la actualidad se ha puesto muy de moda la tendencia DIY. Se trata de hacer las cosas en casa nosotros mismos o de realizar los arreglos del hogar necesarios en lugar de salir a comprar o de llamar a un profesional. No obstante, no siempre es tan fácil como en un principio habíamos pensado por lo que a veces en lugar de perder el tiempo y el dinero, a riesgo además de estropear algo, es mejor ponerse en contacto con un manitas y que éste nos ayude con nuestros arreglos. Y es que a veces las tareas que parecen más sencillas pueden convertirse en un arma de doble filo pues no lo son tanto.

Por ejemplo, seguro que alguna vez se te ha despegado algún azulejo de la pared y has pensado que esta tarea puedes hacerla tú mismo ya que resulta muy sencilla. Al fin y al cabo se trata solamente de pegar los azulejos a la pared. Sin embargo, debes saber que si no lo haces correctamente puede quedar una antiestética ondulación en la pared que se nota aún más cuando las baldosas lo cubren. Y es que colocar los azulejos no es una tarea tan sencilla como en un principio pudiera parecer. De hecho se requiere de mucha práctica para hacerlo perfecto.

Otra de las tareas que pueden parecer sencillas es colocar moqueta en el suelo. Imagina que empiezas a colocarla y te das cuenta de que has medido mal y se te ha quedado corta y una vez hecho esto, ya no existe manera atractiva de arreglarlo y sustituir toda la moqueta de nuevo puede suponer un gran gasto. Sin embargo, un montador experto cuenta con la experiencia necesaria para medir y cortar correctamente para que el resultado sea perfecto.

Incluso algunos van más allá y piensan que pueden realizar trabajos de albañilería de una manera sencilla como por ejemplo construir un muro en el jardín. No obstante, debes saber que conseguir que el muro quede equilibrado en lugar de torcido tiene su técnica y que además debe tenerse especial cuidado a la hora de trabajar para evitar mancharlo todo de materiales de albañilería. Por eso, en casos como éste siempre es mejor contratar a un albañil o acabarás arrepintiéndote cada vez que veas tu “obra de arte”.

También puede parecer fácil podar árboles y si además te gusta la jardinería, seguro que te parece muy divertido. Sin embargo, debes tener en cuenta que los árboles y plantas tardan en crecer un tiempo y que si no lo haces bien, esto entorpecerá su crecimiento. Si contratas a un jardinero, éste sabrá perfectamente como hacerlo por lo que te evitarás posteriores quebraderos de cabeza y te ahorrarás mucho tiempo.

Y lo mismo ocurre con el césped, ya que si no sabes cortarlo adecuadamente o proporcionarle los cuidados adecuados acabarán apareciendo las superficies irregulares, al hierba amarilla y partes sin hierba, lo cual no resulta agradable si eres de los que les gusta tener un jardín para celebrar barbacoas en verano e invitar a todos tus familiares y amigos.

Otra de las tareas que suelen subestimarse es colocar de papel pintado en la pared, ya que al final siempre no lleva más tiempo del que en un principio habíamos previsto. Pero además, hay que tener en cuenta que empapelar una pared supone una auténtica obra de arte por lo que si queremos que el resultado sea perfecto, deberemos contactar con un manitas para que lo haga. Piensa que el papel pasará muchos años en nuestra pared y es fundamental que quede bien colocado o nos convertiremos en el hazmerreír de todos nuestros conocidos.

Y también los hay aventureros que se atreven con todo como subirse al tejado con la escalera para limpiar las cañerías de hojas y evitar que se atasquen. Sin embargo, si no estamos acostumbrados a realizar este tipo de tareas es mejor dejarlo todo en manos de un experto y evitar accidentes.

Por otro lado, debemos destacar a aquellos que piensan que echar abajo un muro por ejemplo resulta fácil. No obstante, no se trata solamente de dar porrazos con el mazo. Y es que hay que tener especial cuidado con los peligros que puede traer hacerlo nosotros mismos como romper un cristal, destrozarnos los dedos, estropear parte de la instalación eléctrica. Por eso es importante que este tipo de tareas se dejen en manos de manitas expertos en la realización de labores de demolición.

Por último, debemos mencionar a aquellas personas que creen que tener conocimientos en arquitectura es simplemente saber dibujar y poder realizar así una reforma en casa. Y es que una mala planificación pude acabar trayendo graves consecuencias o acabar echando abajo pilares fundamentales de la casa. Por eso, no juegues con este tipo de cosas y en lugar de intentar ahorrarte dinero, contrata a un especialista en el tema pues, a la larga acabará saliéndote mejor.

Así pues, si necesitas a cualquier manitas para realizar arreglos en tu hogar ya sea un carpintero, un fontanero, un albañil o un electricista, debes saber que con sólo encargar tu tarea en este enlace que seguro que consigues a alguno. De esta forma, siempre te resultará mucho más económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *